Advertir de los riesgos del alcohol no surte efecto entre los jóvenes

 

Añadir advertencias sobre la salud en los envases de bebidas alcohólicas no parece provocar ningún cambio en los hábitos de los adolescentes, al menos en Estados Unidos. Así lo ha comprobado el experto norteamericano David  McKinnon tras realizar un estudio sobre el consumo de alcohol entre los jóvenes que aparece publicado en Journal of the American Public Health Association.
McKinnon no observó cambio alguno en los hábitos de los jóvenes con respecto a la bebida desde que el etiquetado con advertencias se empezó a aplicar en ese país en 1989. A corto plazo -diría-, tales medidas persuaden a los más jóvenes de que beber en exceso tiene consecuencias negativas pero a largo plazo no se da ese nivel de concienciación.
“Los efectos de las advertencias de las etiquetas en envases de bebidas alcohólicas –finalizaría diciendo-desaparecieron de la memoria de los consumidores más jóvenes a los tres o tres años y medio de hacerse obligatoria la medida”