La adicción a la nicotina puede comenzar a los pocos días de empezar a fumar

No es una dependencia gradual como se creía

Los primeros síntomas de la adicción a la nicotina pueden darse ya a los primeros días de comenzar el hábito de fumar, incluso si se empieza con pocos cigarrillos, según un estudio realizado por la Universidad de Massachussets.
Casi dos tercios de los fumadores tienen uno o más síntomas de dependencia de la nicotina y, de ellos, otros dos tercios afirman que padecen el primer síntoma antes de empezar a fumar a diario o que los síntomas comenzaron cuando empezaron a fumar todos los días.
El estudio -realizado con 700 adolescentes- contradice la creencia general de que la nicotina produce una dependencia gradual. Según los expertos, los que se sienten adictos sufren irritabilidad, nerviosismo y ansiedad.
Una investigación anterior ya había demostrado que el número de receptores de nicotina en el cerebro aumenta rápidamente desde la segunda dosis. Esto da lugar a tres tipos de fumadores: los que se convierten rápidamente en adictos, los que lo hacen de forma regular y requieren grandes dosis, y los que pueden fumar cinco cigarrillos al día y no tener síntomas de adicción.