Llamada de atención de Eurocam a la Ministra de Sanidad Mª Luisa Carcedo

Eurocam -fundación que reúne a las organizaciones europeas que representan a los profesionales de la salud que ejercen las medicinas no convencionales (médicos y veterinarios incluidos) y a sus usuarios- ha enviado una carta a la Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social Mª Luisa Carcedo llamándola la atención sobre lo que propone hacer con las medicinas complementarias y alternativas en España y recordándole la posición al respecto de la propia Organización Mundial de la Salud (OMS).

En ella le explica que ese organismo representa a los médicos, veterinarios y otros profesionales que en Europa ejercen la Acupuntura, el Ayurveda, la Medicina Antroposófica, la Medicina Herbal, la Medicina Homeopática, la Medicina Naturista europea tradicional, la Osteopatía y la Medicina Tradicional China, disciplinas que requieren una regulación apropiada y su inclusión e integración en los sistemas de salud de todos los estados miembros como  recomienda la Organización Mundial de la Salud. Y ello “tanto en interés del acceso seguro e informado para el público como para el posterior desarrollo profesional de esas modalidades”, algo “absolutamente necesario”.

El portavoz de Eurocam y firmante de la carta -Dr. Ton Nicolai– anima luego a la ministra española a informarse del estado legal y reglamentario de estas disciplinas en Europa, información obtenida gracias al Proyecto CAMbrella 2010-2012 que fue financiado por la Dirección General de Investigación e Innovación de la Comisión Europea y estuvo integrado por dieciséis instituciones de doce países europeos cuyos resultados están disponibles en la web del Servicio de Información de Investigación y Desarrollo de la Comunidad (CORDIS) de la Comisión Europea. Informe que sería ampliado posteriormente y puede consultarse en la web del Centro Nacional de Investigación en Medicina Complementaria y Alternativa de Noruega (NAFKAM) -entidad adscrita a la Facultad de Medicina de la Universidad del Ártico en Tromsø (Noruega) que colabora con la OMS- donde hay información sobre su regulación en 39 países de la Unión.

Eurocam recuerda luego a la ministra que la Asamblea Mundial de la Salud -órgano supremo de decisión de la OMS– ya adoptó en su momento una posición clara sobre las llamadas medicinas no convencionales aprobando por unanimidad dos resoluciones -la WHA62.13 y la WHA67- en las que se instó a todos los estados miembros a “integrarlas en los sistemas nacionales de salud mediante el desarrollo e implementación de políticas y programas nacionales”, a “promover su seguridad, eficacia y calidad mediante la ampliación de la base de conocimientos y la orientación sobre los estándares regulatorios y de garantía de calidad”, a “establecer sistemas para la calificación, acreditación o licencia de sus profesionales” y a “aumentar su disponibilidad y accesibilidad”. De hecho fue eso -se recuerda en la carta- lo que llevó a la aprobación de la vigente Estrategia de la OMS sobre Medicina Tradicional 2014-2023.

La carta de Eurocam lamenta luego que haya hoy tantos malentendidos” sobre las evidencias de eficacia de las medicinas no convencionales y recuerda que PubMed -el motor de búsqueda que accede a la base de datos Medline de referencias y resúmenes sobre ciencias biológicas y temas biomédicos de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos- enumera “alrededor de 20.000 ensayos controlados aleatorios” sobre ellas. Añadiendo que Colaboración Cochrane cuenta con más de 7.500 revisiones sobre varias, de ellas 3.500 revisiones sistemáticas.

Número de estudios que si es menor que el de los farmacológicos se debe a los escasos fondos dedicados a ellas poniendo un significativo ejemplo: en Reino Unido solo se les dedica el 0,0085% del presupuesto de investigación médica. Y recuerda que si no se les dedican más fondos es porque los inversores buscan rentabilidad con productos protegidos por las leyes de propiedad intelectual y eso no es posible en el caso de las medicinas no convencionales. De ahí que la constatación de su eficacia se base sobre todo en la experiencia clínica recogida durante muchos años por los profesionales que las ejercen.

La carta argumenta luego que las medicinas no convencionales se dirigen principalmente a reforzar la resiliencia, la resistencia y el estado inmunológico de la persona y que al no depender de intervenciones tecnológicas complejas y costosas brindan tratamientos de bajo coste. Siendo además sus productos inocuos, es decir, carentes de efectos adversos.

Eurocam asevera finalmente que según los datos uno de cada dos ciudadanos de la Unión Europea recurre o ha recurrido a alguna de tales medicinas no convencionales, bien de forma complementaria, bien como alternativa preferida a la convencional. La carta termina recordando lo dispuesto en la Carta Europea de los Derechos de los Pacientes entre los que se hallan el derecho a elegir libremente entre las diferentes opciones existentes en el ámbito de la salud.