REPORTAJES DSALUD NOTICIAS DSALUD
   
    

 
     REPORTAJES
NMERO 84 / JUNIO / 2006
   ES LA LECHE ANIMAL ADECUADA PARA EL CONSUMO HUMANO?


La leche animal y sus derivados –nata, natillas, yogures, helados, batidos, etc.- se encuentran actualmente entre los alimentos de mayor consumo del mundo. Se alaban sus propiedades nutritivas, lo ricos que son y lo imprescindibles que resultan para mantener los huesos sanos merced a su riqueza en proteínas, vitaminas y minerales -especialmente calcio- pero, ¿es eso verdad o más bien se trata de productos no precisamente saludables que causan muy diversas patologías?

Sumarios:

La leche de los animales es buena para sus crías pero no para los seres humanos.

Los humanos, en el convencimiento de que es sano seguir tomando leche de adultos, hemos alterado su naturaleza para poder mantenerla en condiciones adecuadas de consumo. Y, sin embargo, todo indica que la leche y sus derivados causan muchas enfermedades.

Si la leche animal fuera buena para mantener la salud, especialmente la de los huesos, ¿cómo se explica que sea en Estados Unidos, donde más leche se consume, donde hay más incidencia de osteoporosis?

Se ha observado que los niños que acostumbran a tomar varios vasos de leche al día tienen sus arterias en peores condiciones que los que no la toman.

Todo indica que el consumo de leche no sólo no previene la osteoporosis sino que la provoca.

El consumo de lácteos se ha asociado con la anemia ferropénica, la artritis reumatoidea, la osteoartritis, el asma, el autismo, las cataratas, la colitis ulcerosa, la diabetes tipo I, la enfermedad de Crohn, las patologías coronarias, la esclerosis múltiple, los linfomas y muy distintos tipo de cáncer.

La ingesta de lácteos se ha asociado con cánceres de estómago, mama, ovarios, páncreas, próstata, pulmón y testículos así como a los linfomas.

El consumo de leche y productos lácteos se ha asociado con el estreñimiento, las úlceras pépticas, el sangrado gastrointestinal, el síndrome de mala absorción y las fístulas y fisuras anales.

Al consumo de leche y productos lácteos se achaca también la incontinencia urinaria, la migraña, las infecciones de oídos y garganta, la sinusitis, distintas reacciones alérgicas, la fatiga crónica y los trastornos del sueño.

La ingesta de leche y sus derivados se ha asociado igualmente con la acidosis láctica severa, el aumento del riesgo de preeclampsia en mujeres sensibles, la dificultad de aprendizaje en niños y algunos casos de infertilidad femenina.


LEER EL ARTCULO


2016 DSALUD.COM
Ediciones MK3 S.L. C/ Puerto de los Leones 2, 2 Planta. Oficina 9,
28220 Majadahonda, Madrid. TF:91 638 27 28. FAX:91 638 40 43. e-mail: mk3@dsalud.com
Todos los textos que aparecen en esta web estn protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. Queda prohibida su reproduccin total o parcial por cualquier medio o procedimiento sin autorizacin previa, expresa y por escrito del editor.

   
Usuario
Contrasea
DSALUD | INICIAR SESIÓN

DSALUD | SUSCRÍBASE
DSALUD LIBROS
FUNDACIÓN PARA LA SALUD GEOAMBIENTAL
LAMBERTS ESPAÑOLA
100 % NATURAL
NATURSANIX
CRYSTAL MIND
SLACKSTONE II
SM
NUTERGIA
SILICIUM
NATURAL POWER TECH
RENOVEN
MORA
EURO ESPES
DETECTIVES PRIVADOS INDICIOS
CABEZA FERRER