CIENTÍFICOS AFRICANOS DESCUBREN UN POSIBLE REMEDIO NATURAL CONTRA EL VIRUS DE ÉBOLA

 

Los componentes de una planta utilizada por curanderos africanos han sido eficaces como terapia para el virus de Ébola en experimentos de laboratorio. Así lo ha anunciado el profesor Maurice Iwu en el Congreso Botánico Internacional que se celebró a primeros de Septiembre en Londres. Las moléculas flavinoides que se encuentran en la Garnicia Kola, una planta que crece en las selvas del África centro-oriental, detuvieron el desarrollo del virus en pruebas realizadas sobre animales.
El doctor Iwu, descendiente de una familia de curanderos nigerianos, está investigando la aplicación de especies vegetales utilizadas durante siglos en la medicina tradicional africana para la elaboración de medicamentos modernos.“Es muy interesante que en la misma selva donde se produce la enfermedad se encuentre también el remedio”, comentaría el doctor Iwu.
Las moléculas flavinoides -que se encuentran en otras plantas como la uva o el té- son conocidas por sus cualidades terapéuticas en la prevención de diversas enfermedades circulatorias, coronarias y oncológicas aunque nunca antes se habían utilizado para combatir el virus de Ébola. Este microbio se considera actualmente uno de los más mortíferos que existe. En 1995 un brote de este virus en Zaire (la actual República Democrática del Congo) mató al 81% de los pacientes que contrajeron la enfermedad con fiebres muy elevadas y hemorragias.