Constatan las propiedades anticancerígenas de la Scutellaria baicalensi

La Scutellaria baicalensi, planta perenne originaria de China, Corea, Mongolia y Siberia conocida como Huang Qin y una de las 50  más utilizadas en la Medicina Tradicional China no solo es antioxidante, antivírica, bacteriostática, antipirética, antiinflamatoria y antieczematosa utilizándose para tratar dolencias pulmonares, cardíacas, estomacales, vesiculares y hepáticas sino anticancerígena selectiva ya que acaba con las células malignas sin afectar negativamente a las sanas. Acaba de constatarlo un equipo de investigación del Centro John Innes de Norwich (Reino Unido) dirigido por Cathie Martin en un trabajo publicado en Science Advances. Algo que se achaca a los singulares bioflavonoides que se encuentran en sus raíces: el wogonin y la baicalina.

Es más, la baicalina retrasa el envejecimiento celular y regenera la piel dándola firmeza y elasticidad lo que se achaca a que según se asevera reactiva la síntesis de la telomerasa.