Diseñan un jardín repleto de plantas con propiedades curativas

Ha sido codiseñado por el príncipe Carlos de Inglaterra

El príncipe Carlos de Inglaterra ha participado en el diseño de un jardín dedicado a la memoria de su abuela la Reina Madre y que se ha dado en llamar Healing Garden (Jardín sanador) que se caracteriza por contener numerosas plantas medicinales, culinarias o útiles. Para el Príncipe -interesado en las medicinas alternativas y en la conservación de la naturaleza- y su compañero de diseño Jinny Blom, partidario de que en los jardines las plantas estén como estarían en la naturaleza, el punto de partida del proyecto fue que “no hubiera ángulos ni líneas rectas«. Después, para dar forma al jardín, aplicaron técnicas ecológicas como las cercas naturales a base de zarzas y otras antiguas tradiciones. El remate fueron las flores silvestres, un estanque y una pequeña pérgola con techo de plantas. La entrada está flanqueada por tres grandes macizos inspirados en monolitos que el Príncipe había visto en Escocia. Un camino curvo de tierra lleva hasta la pérgola, por cuyas columnas sube el tomillo, el romero y el espliego.
Hay que decir que en Gran Bretaña existen ya otros jardines de similares características o que intentan aportar paz y tranquilidad al espíritu.
Más información en: www.rhs.org.uk/chelsea