El 25% de quienes toman Vemurafenib desarrollan un carcinoma

Vemurafenib, fármaco para el tratamiento de los melanomas con metástasis que empezó a comercializarse en Estados Unidos el pasado mes de septiembre de 2001 –en España aún no se ha aprobado-, provoca carcinomas escamosos cutáneos en una de cada cuatro personas que sigue la terapia según se asevera en un reciente artículo publicado en The New England Journal of Medicine. A pesar de lo cual quienes lo venden y quienes lo recetan defienden su uso porque la mortalidad del melanoma metastásico –dicen- es del 90%. Solo que también puede producir melanomas “primarios” según reconoce Susana Puig, coordinadora de investigación de la Unidad de Melanoma y miembro del Servicio de Dermatología del Hospital Clínic (Barcelona), a la que sin embargo eso le parece asumible.

Según un equipo de investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles el Vemurafenib bloquea una de las proteínas que impulsan el crecimiento del melanoma -presente en el 50% de los afectados- conocida como BRAF solo que entonces si otra llamada RAS se activa las células mutan y dan lugar a un cáncer. Sin comentarios.