El Colegio de Madrid elabora un registro de agresiones a médicos

El Colegio de Médicos de Madrid ha decidido tomar medidas contra las agresiones a médicos –tanto verbales como físicas- muy numerosas, para lo cual ha puesto en marcha un teléfono que recoja las quejas de cualquier tipo de vejación, maltrato, intimidación, amenaza o agresión por parte de los pacientes, familiares, Administración u otros miembros de su ámbito de trabajo.
Este servicio tiene un doble objetivo: ayudar al profesional a que tome medidas judiciales con el consejo de la Asesoría Jurídica de la institución y tener un registro de agresiones para elaborar un mapa de las zonas conflictivas de la autonomía, hacerlo público y presentárselo al Defensor del Pueblo y a la Consejería de Sanidad para que tomen medidas.
"La idea surgió –explicaría Pedro Cañones, vicepresidente del Colegio de Madrid- por la grave situación de inseguridad que atraviesan algunos profesionales, sobre todo en la zona sur de Madrid y principalmente con la población marginal. Los pacientes vienen con exigencias que desembocan en situaciones de violencia".
"Tanto la Ley de Sanidad como la Ley de Ordenación Sanitaria de la Comunidad Autónoma de Madrid –agregó- establecen la consideración de agente de la autoridad para los médicos mientras ejercen y debería respetarse. Además, hay que establecer sanciones administrativas para que el médico no siga tratando al agresor durante el proceso judicial".
De estudiar las razones de por qué los pacientes se muestran cada vez mas agresivos con los médicos no se dijo nada.