Exigen al Ministerio de Sanidad ahorrar 6.000 millones

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) que dirige el doctor Marciano Sánchez Bayle ha exigido al Gobierno que revoque el acuerdo con Farmaindustria -la patronal farmacéutica- e impulse la prescripción de genéricos y la creación de una agencia estatal de compra de fármacos ya que entre esa y otras medidas el estado podría ahorrarse 6.000 millones de euros anuales. Y es que a su juicio ese convenio dificulta la financiación sanitaria siendo su objetivo real garantizar los negocios de la industria. Según sus datos hacer que la prescripción de genéricos pase del 40% al 60% ya supondría un ahorro anual de 1.500 millones de euros.

Otra de las medidas exigidas es reconsiderar los precios de los nuevos medicamentos, «abusivos y desproporcionados en relación con las ventajas terapéuticas que ofrecen y los gastos de la industria en investigación. No pueden pagarse 45.000 euros por fármacos que cuesta fabricar 100 «, denuncia Sánchez Bayle agregando que es necesario recuperar los hospitales y servicios privatizados, seguir una política de personal incentivadora -tanto a nivel económico como profesional- y racionalizar la gestión.

Finalmente pide que el Consejo Interterritorial de Salud se transforme en un órgano de gobierno del Sistema sanitario público.

En suma, los médicos empiezan a ser conscientes de que el apoyo indiscriminado a las industrias sanitarias está enriqueciendo a sus dueños y van a ser en buena medida los perjudicados ya que cada vez va a haber menos puestos de trabajo y con peores sueldos. Y es que una de dos: o el dinero se destina a pagar fármacos, dispositivos y material médico o a pagar profesionales.