LA VIOLENCIA CALLEJERA NO SE EVITA CON CÁMARAS DE VIGILANCIA

 

Las cámaras de vigilancia habilitadas en espacios públicos para combatir la violencia y los delitos no surten apenas efecto. Así se indica al menos en las conclusiones de una investigación realizada por la Universidad de Gales que acaba de aparecer.
Los datos del estudio señalan que los actos de violencia se redujeron tan sólo un 1% en un período de 2 años tras la instalación de estas cámaras de vigilancia y seguimiento policial en las ciudades británicas estudiadas. La medida de control ha sido adoptada y está cada vez más extendida en muchos países a raíz del incremento de acciones violentas en la vía pública.