LAS PERSONAS POCO AGRACIADAS SON MÁS PROPENSAS A SER CONSIDERADAS CRIMINALES

 

La apariencia no lo es todo pero el público sigue creyendo en los estereotipos criminales. Eso es lo que afirman al menos expertos de la Universidad de Hertfordshire (Inglaterra) a partir de un estudio realizado sobre las características faciales. En él, los investigadores aseguran que las personas poco agraciadas físicamente son más propensas a ser consideradas criminales que las que poseen un rostro más angelical.
Según el Dr. Richard Wiseman, psicólogo experimental del citado centro, ante el jurado de un tribunal es más probable que las personas que por razones físicas parecen criminales, sean declaradas culpables.
"El problema es que el público sigue creyendo en los estereotipos criminales-asegura el Dr. Wiseman-. Es más fácil pensar que un hombre es un ladrón si su nariz está rota y si encima sus ojos son pequeños y su cara asimétrica que si, por ejemplo, tuviera un rostro angelical y ojos azules."