LAS VERDURAS PUEDEN RETRASAR LOS EFECTOS DE LA OSTEOPOROSIS

 

Científicos suizos de la Universidad de Berna afirman que un buen número de las verduras utilizadas en la dieta diaria -sobre todo la cebolla y el perejil- permiten retrasar los efectos de la osteoprosis alterando el metabolismo de los huesos, especialmente entre las mujeres.
El equipo de los doctores Roman Muhnlbauer y Feng Li -del Grupo de Biología Ósea del citado centro- destaca en su estudio los beneficios para combatir la osteoporosis de vegetales como la cebolla, el perejil común, el perejil de tipo italiano, la lechuga, el tomate, el ajo, el pepino y el eneldo.
Una combinación de estas verduras puede inhibir significativamente la resorción de la masa ósea. En el estudio, los científicos comprobaron que la densidad de los huesos de las ratas utilizadas como cobayas mejoró en un 13% y su grosor en un 15% con tan sólo un gramo de cebolla.
En las ratas hembras los expertos extrajeron los ovarios para simular un modelo humano de menopausia. En este caso, la resorción de la masa ósea típica de un 30% se redujo en un 25% cuando las ratas fueron alimentadas a base de cebolla.