Las vitaminas B6, B9 y B12 evitan la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo

La ingesta diaria de una tableta que contenga vitaminas B6, B9 y B12 evita o retrasa la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo propio de la demencia senil y el alzheimer. Así lo ha constatado un estudio de dos años de duración dirigido por la doctora Celeste de Jager en la Universidad de Oxford (Inglaterra) y recientemente publicado en International Journal of Geriatric Psychatryefectuado con 270 personas de ambos sexos de más de 70 años que mostraban ya Discapacidad Cognitiva Leve -trastorno que afecta hoy a uno de cada seis ancianos y lleva a la mitad a desarrollar alzheimer en cinco años- al demostrar mediante escáneres cerebrales que reduce el “encogimiento del cerebro” -de promedio- un 30%, especialmente entre quienes tenían en sangre niveles elevados de homocisteína.

La homocisteína es un aminoácido que se produce en el organismo de forma natural cuyo nivel se incrementa al envejecer y faltar esas vitaminas -a menudo debido a la ingesta de alcohol- pudiendo su exceso en sangre dañar el endotelio -el recubrimiento interior de los vasos sanguíneos- y adherirse a receptores ubicados en las neuronas llevando ello al encogimiento del cerebro. De hecho la mayor parte de los ancianos con deterioro cognitivo, alzheimer y otros tipos de demencia tienen altos los niveles de homocisteína en sangre.
Hasta aquí la noticia. Por nuestra parte debemos recordar que hace ya tiempo dimos a conocer otro estudio efectuado por Anna Vogiatzoglou -miembro del Departamento de Fisiología, Anatomía y Genética de la Universidadde Oxford (Inglaterra)- que acababa de publicarse en Neurology según el cual la vitamina B12es en efecto fundamental para evitar el deterioro del cerebro por lo que conviene asegurarse de ingerir alimentos que la contengan, especialmente en el caso de las personas mayores, los vegetarianos, las embarazadas y los bebés.
Es más, acaba de finalizar otro estudio financiado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos que lo confirma y acaba de publicarse en Neurology. Esta vez dirigido por Christine C. Tangney, profesora del Departamento de Nutrición del Centro Médico de la Universidad Rush de Chicago y efectuado con 121 personas mayores de 65 años según el cual el déficit de vitamina B12 da en efecto lugar a problemas cognitivos. “Nuestros resultados apoyan el argumento de que la deficiencia de vitamina B12 –diría esa investigadora- es un factor de riesgo potencial para la atrofia cerebral y puede contribuir al deterioro cognitivo”. A pesar de lo cual no asegura que aumentar el nivel de vitamina B12 en las personas mayores, sea a través de la alimentación o de suplementos, prevenga esos problemas. Y es que nadie quiere molestar a la gran industria farmacéutica.
Algo, por otra parte, que se sabe desde hace tiempo. De hecho en la sección de Medicina Ortomolecular del nº 24 correspondiente a enero del 2001 (tiene el texto en nuestra web:www.dsalud.com) ya explicamos que eldéficit de vitamina B12puede hacer subir los niveles de homocisteína -elemento tóxico para las células nerviosas- así como provocar numerosos trastornos mentales -pérdida de memoria, confusión, fatiga psíquica, depresión, alteraciones del sueño, manías, nerviosismo y demencia en ancianos-, dolor, debilidad, hormigueo y entumecimiento en las extremidades, acúfenos y pérdida de audición, disminución de los reflejos e, incluso, tartamudeo. Y en casos graves anemia perniciosa, mal olor corporal, trastornos de la menstruación, degeneración de las fibras nerviosas y daño cerebral con síntomas parecidos a la esquizofrenia que suelen ir precedidos de úlceras bucales, entumecimiento y dolores fugaces.
Y es que los trabajos científicos se repiten y se repiten y se repiten… ¡Total, casi nadie los lee ni tiene en cuenta luego!
Eso sí, si en lugar de alimentos ricos en esas vitaminas va a tomar un suplemento de B6, B9 y B12ingiera al tiempo vitamina C junto a otras vitaminas del complejo B porque la ingesta prolongada de una vitamina de este grupo puede provocar la deficiencia de otra del mismo grupo.