Logran que células humanas se vuelvan invisibles

El genoma de una especie de calamar llamado Doryteuthis opalescens consta de una proteína llamada reflectina que le permite cambiar de color o hacerse parcialmente invisible. No desaparece pero la ilusión óptica impide verlo confundiéndose con el entorno. Pues bien, un grupo de investigadores de la Universidad de California en Irvine (EEUU) dirigido por Atrouli Chatterjee ha logrado -en colaboración con otros científicos de Estados Unidos y Japón-añadir ese gen a células humanas y obtener en ellas el mismo resultado sin alterar su condición vital. Las células transgénicas tienen la capacidad de alterar la reflexión de la luz y volverse transparentes ¡incluso al microscopio! Para ello la proteína genera unas partículas circulares en su entorno que dependiendo de la cantidad puede hacerlas transparentes o solo traslúcidas; es decir, pueden ajustar el grado de transparencia a voluntad. Los investigadores se proponen ahora crear tejidos y órganos transparentes para estudiar procesos celulares y biológicos en tiempo real -como el transporte y la secreción de vesículas- bajo el microscopio. Siempre y cuando su presencia no altere  la estructura de las células adyacentes lo que está por comprobar. De hecho ya han conseguido convertir en transparente la piel de ratones muertos.