Los fármacos para evitar el rechazo en los trasplantes provocan fracturas óseas

Impiden que los huesos absorban el calcio

Un equipo de investigadores alemanes ha descubierto que el 21% de los pacientes de trasplantes de corazón y el 14% de los que recibieron un trasplante de hígado padecieron una fractura de vértebras durante el año que siguió a la operación, lo que estuvo originado por la pérdida de masa ósea tras el trasplante.
El 27% de los pacientes de corazón y el 21% de los enfermos de hígado presentaron una fractura a los dos años del trasplante  y un tercio de los pacientes de cada grupo la presentó al tercer y cuarto año después de la operación.
La razón parece estar en los fármacos suministrados a los pacientes tras el trasplante para evitar el rechazo ya que impiden la absorción de calcio por los huesos.