Peligro de contagio: urge instalar filtros de aire adecuados en todos los aviones

 

Decenas de millones de personas viajan en avión cada año y, por tanto, el peligro de transmitir infecciones de un continente a otro es cada vez mayor. Riesgo que aumenta en el interior de los aviones donde el mismo aire se recicla durante horas potenciando la posibilidad de contagio, especialmente cuando no existen filtros realmente eficaces en el sistema de distribución de aire. De hecho, es corriente la infección por esa causa entre pasajeros de enfermedades como la gripe, la tuberculosis, la malaria o el síndrome respiratorio agudo severo. Así lo afirman al menos en un artículo que acaban de publicar en The Lancet dos científicos, Alexandra Mangili y Mark Gendreau, tras revisar los datos de los estudios publicados sobre la transmisión de infecciones durante los vuelos comerciales.
Estos dos investigadores han llegado a la conclusión de que el mayor peligro de contagio está entre quienes se sientan en cualquiera de las dos filas de asientos próximos al enfermo, distancia de riesgo que llega hasta las siete filas si lo que sufre es un síndrome respiratorio agudo severo. Según afirman la probabilidad de contagio en cambio es casi nula si se está a 15 filas pero el cálculo es relativo porque en 1979, por ejemplo, un pasajero contagió su gripe al 72% de quienes viajaban en el mismo vuelo.
También aseveran que una adecuada ventilación reduce la concentración de microorganismos patógenos en el aire y un buen filtro elimina al menos el 63% de los mismos. De hecho, calculan que bastaría duplicar la ventilación en la cabina para reducir el riesgo de infección a la mitad.
Lo grave es que actualmente no hay ninguna normativa que regule la colocación de filtros en el sistema de aire de los aviones y se calcula que el 15% de los más grandes no los poseen siendo muy pocos los aviones más pequeños que los utilizan.