Polémica por la vacuna triple vírica contra el sarampión, la rubeola y las paperas

Afirman que no está convenientemente testada

La vacuna llamada triple vírica -contra el sarampión, las paperas y la rubéola- no ha sido adecuadamente testada antes de su aplicación, según afirma un estudio publicado por el London´s Royal Free Hospital.
La investigación -realizada por el Dr. Andrew Wakefield– ha sembrado la controversia en torno a esta vacuna al indicar que algunos niños desarrollaron síntomas de autismo tras recibir su aplicación.
Otro estudio -publicado en el British Medical Journal– recoge que la mitad de los médicos, enfermeros y personal relacionado con la sanidad tiene sus reservas a la hora de aplicar una segunda vacunación. Y una importante proporción de enfermeros cree que la aplicación de la triple vírica está relacionada con la aparición de autismo. Los expertos sanitarios del Gobierno británico aseguran, por su parte, que la vacuna es segura.
Hay que añadir que existe un estudio finlandés que siguió durante 14 años a cerca de dos millones de niños que la recibieron y según el cual no hay relación entre la triple vírica y el autismo.