Un juez avala el informe de la OCU sobre la mala calidad de algunas marcas de leche

En julio de 2011 la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) analizó 47 marcas españolas de leche entera constatando que muchas de ellas no aportan el contenido mínimo de grasa, son más pobres en calcio que hace 10 años, han sufrido tratamientos térmicos muy agresivos que degradan las vitaminas y proteínas y algunas contienen leches demasiado viejas que estuvieron demasiado tiempo almacenadas.
Desaconsejando abiertamente sin más la compra de diez marcas, algunas muy populares:Polesa, Río, Reny Picot, RAM, Puleva, Llet Nostra, El Castillo, Condis,  Discount, Carrefour y Altamira. Ante lo que la  Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) demandó a la OCU alegando que su informe había dañado la imagen y el buen nombre de todo el sector lácteo español. Pues bien, el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Madrid, en sentencia de fecha 26 de marzo de 2012, desestimó todas las pretensiones de FENIL; afirmándose en ella que no ha sido capaz siquiera de demostrar que la leche que hoy se vende en España sea mejor que la de hace diez años.