UN MICROSCOPIO QUIRÚRGICO PERMITE VER BAJO LA PIEL

 

Radiólogos y técnicos de la Universidad de Londres y de tres hospitales universitarios de la capital (el Guys, el King’s y el St. Thomas’s), han desarrollado un microscopio quirúrgico basado en la realidad virtual que permite al cirujano ver en tres dimensiones (3D) las venas, arterias, huesos y músculos que hay bajo la piel del paciente. El nuevo microscopio es binocular, es decir, se mira con los dos ojos, lo que produce una sensación estereoscópica. Cuando el cirujano quiere ver lo que hay bajo la piel lo puede hacer en capas superpuestas que le va mostrando diversos niveles de profundidad. Pero para aprovechar al máximo esta técnica es esencial que la imagen que presenta el microscopio esté sincronizada con lo que ve el cirujano en la realidad. "La precisión de la imagen virtual es vital en cirugía -manifiesta el Dr. Andy King, uno de los miembros del equipo-. Por eso hemos dedicado gran parte del trabajo a evitar la posibilidad de que se produjeran errores de este tipo”.
El sistema de seguimiento del microscopio está formado por dos pantallas de infrarrojos en las que se presenta lo que ven las cámaras. En un punto del paciente se conecta un marcador que sirve como punto de referencia. Los movimientos del paciente y del microscopio son seguidos por tres cámaras de modo que la imagen siempre coincide, consiguiéndose tolerancias inferiores a 1 mm.
Antes de este nuevo microscopio, que ofrece al cirujano una sensación de “inmersión” tridimensional, los cirujanos tenían que apartar la vista del campo quirúrgico para observar imágenes que a menudo resultaban insuficientes o inexactas. El sistema de aumento de la Universidad de Londres resuelve el problema ofreciendo directamente las imágenes del microscopio permitiendo al cirujano concentrarse directamente en su tarea. 

Para más información dirigirse a:
Univesity College Londo