Untar con miel los pies ulcerados de los diabéticos previene la necesidad de amputarlos

Untar con miel los pies ulcerados de los diabéticos previene la necesidad de amputarlos. Así lo afirma al menos la doctora Jennifer Eddy, profesora en la Escuela de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin en Estados Unidos tras probar el método con seis pacientes diabéticos. De ahí que proponga la realización un ensayo clínico que lo certifique.
Como se sabe, los diabéticos tienen una deficiente circulación y muy disminuida la capacidad del organismo para combatir infecciones lo que hace difícil tratar sus úlceras. Bueno, pues la terapia consiste simplemente en introducir gran cantidad de miel -cuyas cualidades nutricionales y terapéuticas son bien conocidas- dentro de la herida ya que, entre otras cosas, ello mata las bacterias al ser ácida y actúa sin las complicaciones de resistencia que se encuentran en los antibióticos tradicionales. Además de ayudar a regenerar los tejidos.