El dolor puede controlarse con frecuencias

Un equipo del Human Pain Research Group de la Universidad de Manchester (Reino Unido) coordinado por la Dra. Kathy Ecsy ha demostrado que emitir sobre el cerebro ondas alfa –las que vibran entre 9 y 12 ciclos por segundo- tanto a través de los ojos como de los oídos permite aliviar el dolor de cabeza, al menos en la zona frontal. Se constata así el trabajo efectuado en 2015 por un equipo conjunto de investigadores de la Universidad de Linköping y de los Institutos Karolinska y Acreo Swedish de Suecia en el que se logró reducir significativamente el dolor crónico de ratas mediante un dispositivo orgánico compatible implantado en la médula espinal que al recibir señales de dolor liberaba GABA, neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central que reduce el nivel de actividad de las neuronas incluso a dosis bajas. Sin detectarse efectos secundarios negativos entre los animales del experimento.