Acusan a Danone de querer añadir dióxido de titanio a sus yogures para blanquearlos

 

Una ciudadana estadounidense llamada Kristi Arnold inició el pasado 3 de junio en Internet una campaña internacional para pedir a Danone que no añada dióxido de titanio al yogur tipo griego con el fin de que tenga un aspecto más blanco. El dióxido de titanio -también llamada bióxido de titanio, Blanco 6 o CI Pigment White 6- es un colorante de color blanco que se extrae de la ilmenita -un tipo de roca mineral- y se emplea en chicles, pastelería, dulces y dentífricos al estar autorizado como aditivo alimentario con las siglas E171 aun cuando a altas dosis puede bloquear la respiración celular -afectando en especial al hígado y los riñones- y ser sospechoso de provocar cáncer según la propia Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC). A pesar de lo cual en Estados Unidos por ejemplo la FDA permite que los productos alimentarios que contengan menos de un 1% no estén siquiera obligados a informar de su presencia en las etiquetas.

Hasta aquí la noticia; nosotros ya advertimos en una respuesta de la sección de Cartas al Director del nº 152 que hasta hace cinco años las nanopartículas de dióxido de titanio se consideraban no tóxicas porque no incitaban reacción físico-química aparente pero desde entonces se sabe que causan estrés oxidativo y puede conducir a la muerte celular al dañar el ADN. Bastó echar dióxido de titanio en el agua que bebía un grupo de roedores para que éstos comenzaran a mostrar daño genético ¡al quinto día! Cantidad añadida al agua que según esos investigadores correspondía a lo que un humano inhala o absorbe en año y medio de exposición a esas nanopartículas en un entorno de fabricación.