Acusan a Eli Lilly de ocultar información sobre los graves efectos secundarios del Prozac

 

La FDA va a comprobar si la compañía farmacéutica estadounidense Eli Lilly ocultó intencionadamente que el Prozac puede causar trastornos del comportamiento, como British Medical Journal acaba de denunciar asegurando que posee documentos confidenciales que lo prueban. Es más, la revista afirma que los responsables de Eli Lilly conocían los problemáticos efectos secundarios del producto desde los años 80 pero trataron de minimizarlos para que no afectase a la venta. Según la revista británica esos documentos “desaparecieron” hace diez años durante un proceso judicial en el que se acusaba al fármaco de ser responsable de la acción un hombre con tendencias depresivas que, tras ser tratado con Prozac, mató a tiros a ocho colegas e hirió a otros doce suicidándose luego.
Entre los documentos hay un estudio clínico de 1988 según el cual el 38% de los pacientes que tomaban Prozac sufrían alteraciones del comportamiento.
La FDA advirtió recientemente, por su parte, de que tanto el Prozac como otros antidepresivos similares pueden causar agitación, ataques de pánico y agresividad. Pero se siguen prescribiendo y  vendiendo… ¿Hasta cuándo vamos a soportar sin reaccionar lo que está pasando?