Artimañas de las farmacéuticas para publicitar sus medicamentos sin mencionar sus riesgos

 

El diario “El Mundo” publicó hace unos días una noticia impecable con este mismo título que, por su interés, reproducimos tal cual sin comentarios. Estamos seguros de que los lectores lo agradecerán. Especialmente porque se darán cuenta de que otros compañeros de profesión empiezan también a dejar de callarse. Iba siendo hora.
“Se abre el telón. Una famosa deportista estadounidense habla acerca de una enfermedad. Se cierra el telón. Vuelve a aparecer la misma atleta —en el mismo escenario, con la misma música de fondo…— y habla de un medicamento que, curiosamente, sirve para tratar la patología de la que había hablado anteriormente. No se trata de una adivinanza, ni de un chiste sino de dos ‘spots’ de Merck Sharp & Dohme que aparecen estos días en las televisiones estadounidenses.
Según denuncia ‘The Wall Street Journal’ (…) esta es la última estratagema de las compañías farmacéuticas para proclamar las bondades de sus productos sorteando la obligación de advertir de sus riesgos. El año pasado la compañía Roche empleó este tipo de argucia en dos anuncios diferentes pero claramente relacionados que, como objetivo final, pretendían anunciar la 'píldora de la obesidad' Orlistat, comercializada como Xenical. Entonces, la agencia estadounidense del medicamento (la FDA) comunicó sus preocupaciones al laboratorio suizo y éste retiró el anuncio.
En el caso de Merck la agencia federal ha anunciado que el 'spot' protagonizado por la deportista —que promociona el analgésico Vioxx— se encuentra ‘bajo revisión’. De hecho, el laboratorio ya había sido amonestado anteriormente por otra publicidad de este inhibidor de la COX-2 —en batalla publicitaria constante con Celebrex, otro fármaco que actúa sobre ese enzima— porque se minimizaban los riesgos cardiovasculares del medicamento. (Según las reglas de la FDA, los anuncios que mencionan el nombre y beneficios de un producto también deben mencionar sus riesgos principales).
Sin embargo, en su última campaña estos riesgos ni se mencionan. Para ello, la compañía ha recurrido a otros dos tipos de 'spots' autorizados por la FDA Por una parte, los 'anuncios para ayudar a pedir asesoramiento', es decir, que hablan de una enfermedad, sin mencionar el nombre de ningún medicamento y que habitualmente incluyen la recomendación 'hable con su médico'. En el caso de Vioxx —que encabeza la lista de los fármacos que más se gastan en publicidad en EEUU— en la primera promoción aparece la patinadora Dorothy Hamill diciendo que le encanta patinar en esta época del año, ‘también el momento en que el dolor de la artrosis puede ser peor…’.
Por otra parte, existen otro tipo de anuncios denominados ‘de recuerdo’ en los que se habla del nombre de un producto sin mencionar ni sus beneficios, ni tampoco sus riesgos. Así, la deportista Hamill aparece de nuevo sobre el hielo en un segundo 'spot' que no menciona la artrosis pero que recuerda al espectador: ‘Pregunte a su médico sobre Vioxx, un medicamento con receta de Merck. Y averigüe si Vioxx es adecuado para usted’.
Según ha explicado el laboratorio a 'The Wall Street Journal', estos anuncios se revisaron con la FDA antes de emitirse si bien la agencia argumenta que supervisó los 'spots' separadamente y no juntos. Según Merck, ‘se intenta que los anuncios vayan en pausas publicitarias diferentes’ si bien el portavoz de la multinacional no quiso explicar cuándo se habían emitido los anuncios o cuánto tiempo los separaba. De todas formas, la FDA ya está analizando estos 'spots' ‘para ver si son esencialmente un solo anuncio’.
En nuestro país esta estratagema es por el momento impensable puesto que no está permitido publicitar directamente al consumidor fármacos de prescipción. Sin embargo, la estrategia denunciada por el diario financiero recuerda a otras que sí se emplean aquí como las campañas que hablan de infinidad de trastornos —desde la disfunción eréctil al tabaquismo— y que junto a la leyenda ‘hable con su médico’ incluyen el logotipo del laboratorio que posee la 'solución'.
Ya ven, no somos los únicos que empezamos a estar hartos de la actual situación.