Los medicamentos para la tos nocturna en niños no son eficaces

Además de poder ser incluso peligrosos

Los fármacos para “calmar la tos” en casos de infección de las vías respiratorias altas en niños -suelen contener dextrometorfano o difenidramina como principios activos- no sólo no funcionan sino que además pueden producir efectos adversos serios, según se afirma en un reciente estudio  dirigido por el doctor Ian M. Paul -del Hospital Infantil del Estado de Pennsylvania (EEUU)- y publicado en la revista Pediatrics. El trabajo se basó en una muestra de 100 niños con infección de vías altas y tos muy molesta. Ninguno de los medicamentos probados logró mayor alivio que el placebo. Es más, encima se detectaron casos de insomnio entre quienes tomaron dextrometorfano y de somnolencia entre quienes ingirieron difenidramina. El Dr. Harvey Marcovitch, portavoz del Royal College of Paediatrics and Child Health, es claro: “Para niños con tos persistente no hay evidencias de que haya algo mejor que cualquier bebida bien caliente”.