La Schering-Plough, acusada también de sobornar a médicos

Tras las denuncias contra la GlaxoSmithkline y la Pfizer
 

El pasado mes de Junio explicamos que el gigante farmacéutico GlaxoSmithKline había sido formalmente acusado de sobornar en Italia a 4.713 personas, 4.440 de ellas médicos (1.738 especialistas y 2.579 médicos generalistas) y que otra multinacional, la Pfizer, fue multada con362millones de euros por “promocionar” un antiepiléptico -el Neurontin– como fármaco para tratar la migraña, el déficit de atención infantil, el trastorno bipolar, etc., cuando se trata de dolencias para las que no está indicado. Pues bien, también la Schering-Plough está siendo investigada por pagar grandes sumas de dinero a muchos médicos –esta vez en Estados Unidos- por recetar Intron A, un medicamento contra la hepatitis C. Según publicó The New York Times, la compañía pagaba a los galenos entre 1.000 y 1.500 dólares mensuales por recetarlo entre sus pacientes. Además, al menos seis especialistas cobraron 10.000 dólares por “servicios de asesoramiento” que al parecer nunca existieron.
En los dos últimos años la Schering-Ploughha tenido que dedicar alrededor de 500 millones de dólares para costear los distintos casos legales en los que está involucrado.
Cabe añadir que -según afirma el New York Times- se está investigando a otras compañías además de ya las mencionadas, entre ellas a Johnson & Johnson, Wyeth y Bristol-Myers Squibb.
En España, por supuesto, no se investiga a ninguna. Imagine el lector por qué.