El excesivo consumo de zumos industriales no es beneficioso para los niños

Provocan caries y obesidad

La Academia Americana de Pediatras acaba de publicar un informe en el que advierte que el consumo excesivo de zumo de frutas industriales por los niños puede provocar una mala nutrición si éste se reemplaza por la leche o las piezas enteras de fruta.
Según los expertos, esos zumos de frutas no proveen de los micronutrientes necesarios y al tener mucha fructosa –y, en algunos casos, azúcar añadido- puede ser causa de obesidad. Es más, consumidos en grandes cantidades pueden causar también diarrea, dolores abdominales y flatulencia. Y su alto consumo -sobre todo, antes de irse a dormir-, fomentar la caries.
La mayoría de los zumos industriales no contienen más que un porcentaje pequeño de jugo de frutas además de tener aditivos, conservantes y otros ingredientes artificiales. En cambio, los pediatras insisten en lo saludable de consumir zumos naturales en cantidades adecuadas.