UN TELÉFONO DE AYUDA PARA DEJAR DE FUMAR RECIBE LLAMADAS DE NIÑOS BRITÁNICOS DE OCHO AÑOS

 

La campaña organizada por las autoridades británicas para que la gente llamara por teléfono y pudiera ser ayudada a dejar el tabaco ha hecho que miles de menores fumadores reconocieran tener ese problema, incluidos muchos niños de ocho años que decían ser adictos al tabaco.
En las primeras tres semanas de campaña se recibieron miles de llamadas de jóvenes -la mayor parte entre 16 y 24 años- pero lo que sorprendió a todos fue el gran número de menores que hicieron uso de la línea -alrededor de 6.000-, entre los que se encontraba un buen número de niños de ocho años.
«Algunos niños comienzan a fumar a edad muy temprana y se sienten adictos. Un niño de 15 años puede haber estado fumando desde hace siete y este hecho hace que su adicción sea tan mala como para cualquier persona de más de treinta años«, explicaron portavoces del centro de Educación sobre la Salud.