ASÍ SERÁN LOS HOSPITALES DEL FUTURO

 

La era de los hospitales-fortaleza, cerrados sobre sí mismos y poco preocupados por la calidad de vida de los enfermos, dará paso en el futuro inmediato a una época en la que se valorará en ellos la luminosidad y los espacios abiertos. Al menos, tal es la conclusión a la que se ha llegado en un coloquio recientemente organizado en París por el Ministerio de Salud con la presencia de arquitectos franceses.
Estos aseguraron que la transición de un hospital tradicional a un centro moderno del futuro pasa por una reducción considerable del número de camas, algo posible hoy gracias a la cirugía ambulatoria. Se trata -según los expertos- de hacer desaparecer el aspecto traumático que a nivel psicológico provocan los hospitales convirtiéndolos en espacios agradables y seguros donde haya incluso tiendas, cafeterías y bibliotecas.