Descubren que la corteza del lapacho es anticancerígena

 

Uno de los compuestos de la corteza del lapacho -árbol sudamericano cuya madera se utiliza en construcción y ebanistería- conocido como beta-lapachone parece ser un potente agente anticancerígeno; al menos en cánceres de pulmón y páncreas. El descubrimiento fue hecho por un grupo de científicos estadounidenses del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas dirigido por David Boothman -miembro del Centro Oncológico Integral Harold Simmons- y ha sido publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Al parecer la beta-lapachone es metabolizada en los tumores merced a la enzima NQ01 produciendo la muerte de las células cancerosas -sin dañar las sanas- al alterar su capacidad de reparación del ADN.