EL CAMBIO DE PUESTO DE TRABAJO PUEDE REPERCUTIR NEGATIVAMENTE EN LA SALUD

 

Las personas que cambian de puesto de trabajo -incluso en la misma empresa- o son destinadas a otras delegaciones de la misma compañía suelen sufrir problemas de salud. Así se desprende al menos del estudio realizado por la empresa automovilística Renault sobre la repercusión de la movilidad laboral, preocupada por el aumento de bajas entre sus empleados destinados a otras localidades.
Según el estudio, estos empleados consultaban más a los médicos que los otros trabajadores, pedían más a menudo bajas por enfermedad y consumían más medicamentos que el resto. Además, un 17% de estos trabajadores tenían serios problemas psicológicos comparado con el 9% del resto. Además, entre ellos, la tercera parte de las personas mayores de 45 años se vieron más afectadas por el cambio.
Según los expertos, los síntomas de la movilidad laboral son diversos, como problemas en el sueño, fatiga, problemas psicológicos (ansiedad, sentimiento de inutilidad) o funcionales (palpitaciones, temblores y dolores de estómago).