La Ley del Tabaco NO ha afectado negativamente a la hostelería

Hábilmente orquestada por quienes viven de la venta de tabaco y apoyada por quienes son adictos y por tanto incapaces de dejarlo a pesar de saber que perjudica su salud y puede llevarles a sufrir cáncer y a una muerte prematura la campaña que aseguraba que las últimas modificaciones a la llamada Ley del Tabaco iban a perjudicar gravemente a los hosteleros -de la que tantos medios de comunicación acríticos se hicieron eco- ha demostrado ser una falacia. La organización española Nofumadores.org ha constatado lo contrario: la prohibición total de fumar en bares, restaurantes, hostales, y hoteles está teniendo un efecto neutro o ligeramente positivo en la economía del sector. Los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) últimamente publicados constatan que desde que entraron en vigor las nuevas normas restrictivas tanto el volumen de negocio como el número de personas contratadas es mayor que en años anteriores; resultando neutro o ligeramente positivo para bares y restaurantes y claramente positivo para hoteles y hostales. La aseveración hecha pues por la Federación Española de Hostelería (FEHR) de que a causa de la ley tenían ya unas pérdidas que valoraban entre el 10 y el 20% se demuestra así falsa. Algo que Nofumadores.org achaca inteligentemente al hecho de que a la FEHR ¡la patrocina la multinacional tabaquera Philip Morris!

Cabe agregar que según el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo la medida ha tenido por otra parte un impacto enormemente positivo ya que a pesar del poco tiempo transcurrido se ha reducido en un 18% el número de nuevos casos de asma entre los niños así como un porcentaje similar en el número de nuevos casos de otitis, bronquitis y otros problemas respiratorios. Se prevé que la modificación suponga entre 12.000 y 20.000 casos menos al año de crisis asmáticas que requieran atención médica. Y no sólo eso: esperan que evite unas 5.000 muertes al año de las que entre 120 y 320 lo serían por tabaquismo pasivo.

Para la presidenta de Nofumadores.org, Raquel Fernández Megina, «la ley ha entrado con buen pie y, lejos de las polémicas alimentadas por una minoría de hosteleros ha sido muy bien aceptada por la clientela, por los trabajadores y por los empresarios».