El cerebro de los niños que usan teléfonos móviles resulta afectado

Incluso el uso por la madre durante el embarazo puede dañar al feto

Las radiaciones de los teléfonos móviles afectan al cerebro de los niños, especialmente cuando se usan antes de los 7 años de edad. Así lo indica un reciente estudio dirigido por Leeka Kheifets -profesor de la Universidad de California en Los Ángeles (EEUU)- tras investigar a más de 13.000 niños y constatar que el riesgo de sufrir problemas de conducta entre ellos al llegar a la edad escolar es mayor en el 80% de los casos, el de ser hiperactivos en el 35%, el de tener dificultades para relacionarse socialmente en el 34% y el de sufrir problemas emocionales en un 25%. Es más, basta que una madre embarazada use el teléfono móvil dos o tres veces al día durante la gestación para que el riesgo de afectar al cerebro del feto aumente en un 54% y cuando el niño llegue a la edad escolar sufra todos esos problemas.
En esta revista lo venimos advirtiendo una y otra vez sin que los grandes medios de comunicación se hagan eco porque no están dispuestos a molestar a las compañías que tanto dinero les proporcionan con la publicidad. Nuestros lectores quedan avisados por enésima vez del peligro de los móviles.