El “ojo vago” puede recuperarse después de los 7 años

 

La Ambioplia –término con el que médicamente se define al ”ojo vago”- puede corregirse también después de que los niños hayan cumplido 7 años a pesar de lo que hasta ahora se creía. Se denomina “ojo vago” –el problema suele darse sólo en uno de los ojos- a una carencia de agudeza visual  que se achaca a un deficiente desarrollo visual que hace que el ojo no haya 'aprendido' a ver. El tratamiento, pues, consiste en 'enseñarle' tapando el sano con un parche para forzarle a “trabajar”. Y como quiera que el sistema visual termina de madurar hacia los 7 años debe ser antes cuando se proceda al tratamiento para que sea eficaz. Y sigue siendo así pero una investigación publicada en el último número de la revista Archives of Ophthalmology indica que también sirve hacerlo después. El Grupo de Investigación de Enfermedades Visuales Pediátricas de Estados Unidos seleccionó a 507 adolescentes entre 7 y 12 años con ojo vago y los dividieron en dos grupos. A unos no se les requirió hacer nada pero a los otros se les pidió que llevaran el parche entre 2 y 6 horas diarias y que hicieran ejercicios visuales. Pues bien, más de la mitad mejoró. En el otro grupo, en cambio, eso sólo sucedió en la cuarta parte de los casos.