El peligro de las cremas solares y otros productos de higiene

Los filtros ultravioleta de las cremas solares igualmente presentes en muchos productos de higiene y cosmética como conservantes bactericidas y fungicidas, los parabenos y las benzofenonas, son "perturbadores hormonales" y las embarazadas pueden transmitir el problema a los fetos ya que se acumulan en la placenta (la Unión Europea sólo autoriza actualmente en los productos cosméticos dos benzofenonas: las BP3 y BP4). Así lo ha constatado un estudio dirigido por Silvia Díaz-Cruz -miembro del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA), centro dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)- que acaba de publicarse en Environment International. Algo muy preocupante según la autora del trabajo "ya que durante el embarazo cualquier alteración hormonal puede ser altamente dañina tanto para la madre como para el desarrollo del feto". Añadiendo: "Sólo hay tres estudios previos como éste en todo el mundo y algunos de los compuestos estudiados ahora no se habían encontrado antes nunca. Y las concentraciones encontradas superan en algún caso los 11 nanogramos por gramo, más de 500 veces el valor esperado (0,02 nanogramos por gramo)".

Hasta aquí la noticia; nosotros queremos recordar que ya en el nº 150 dimos a conocer el problema de los parabenos en un reportaje en el que explicamos que pueden dar lugar a muy diversas patologías, especialmente cáncer de mana (puede leer el texto en nuestra web: www.dsalud.com). En él contamos ampliamente que se trata de un grupo de compuestos químicos considerados disruptores endocrinos que se utilizan como bactericidas y fungicidas pero también como conservantes -sobre todo en alimentos, fármacos, cosméticos y productos de higiene (dentífricos, champús, acondicionadores, fijadores, geles para el afeitado, cremas hidratantes, autobronceadores, medicamentos tópicos y parenterales, lubricantes sexuales…)- y cómo unos investigadores los habían encontrado ¡en el 99%! de las muestras de tejido tumoral mamario extraído a 40 mujeres sometidas a mastectomías.

La industria niega que los parabenos sean un problema de salud para los humanos porque casi no afectan a las ratas… solo que éstas son infinitamente más resistentes a los tóxicos que nosotros y por eso viven sanas en nuestras hediondas y contaminadas cloacas.