El uso medicinal de la marihuana va a expandirse en todo el mundo

Alcaliber -empresa con presencia en más 40 países propietaria en un 60% del grupo empresarial Torreal que controla el conocido empresario Juan Abelló y en un 40% la multinacional farmacéutica Sanofi- ha firmado una alianza estratégica con Canopy Growth Corporation y su filial alemana Spektrum Cannabis GmbH para fabricar en todo el mundo productos terapéuticos derivados del cánnabis o marihuana. Gigante de la industria médica de estupefacientes Alcaliber produce el 27% de la morfina que se utiliza en el mundo, el 18% de la tebaína -otro alcaloide opiáceo- y cuenta con licencia exclusiva para producir fármacos con adormidera. Pues bien, el año pasado -2017- Alcaliber -empresa que factura anualmente unos 65 millones de euros- obtuvo en España la licencia para el cultivo, producción, fabricación, importación, exportación, distribución y comercialización de cánnabis para uso medicinal.

Y es que entre sus muchas posibilidades está la de su utilidad en casos de cáncer. Lo explicamos en el reportaje que con el título ¡La marihuana es anticancerígena! apareció en el nº 179 en el que ya entonces avanzamos que los cannabinoides de la Cannabis sativa -planta más conocida como cáñamo o marihuana-, especialmente el tetrahidrocannabinol y el cannabidiol, son anticancerígenos. Se constató en investigaciones básicas con roedores en tumores hepáticos, pancreáticos y colorrectales así como de mama, pulmón y cerebro, entre otros; sin efectos secundarios negativos.

Cannabinoides que según el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular Manuel Guzmán ralentizan el crecimiento tumoral tanto in vitro como en animales a los que se indujeron tumores cerebrales, mamarios, pulmonares, hepáticos, pancreáticos, prostáticos y colorrectales. Es más, de lo que entonces nos explicó cabe inferir que el tetrahidrocannabinol (THC) de la marihuana tendría la misma eficacia que quimioterápicos de primera línea pero sin sus efectos secundarios.

“En Estados Unidos se acaba de aprobar el cannabidiol (CBD) para el tratamiento de epilepsias y tumores cerebrales infantiles”, nos diría entonces Manuel Guzmán añadiendo que en Israel se estaba teniendo asimismo buenos resultados con una mezcla de THC y CBD e, incluso, con CBD solo. Sobre todo en dolores crónicos de tipo inflamatorio y neuropático, en fibromialgia, en artritis reumatoide y en dolores crónicos sostenidos difícilmente tratables con opioides u otros analgésicos.