GARANTIZAN QUE LOS MARCAPASOS NO FALLARÁN POR CULPA DEL EFECTO 2000

 

Los expertos estadounidenses han querido calmar a los usuarios de marcapasos y desfibriladores ante los temores reinantes por culpa del Efecto 2000. “No hay que preocuparse por posibles fallos en estos dispositivos –aseguran- ya que están controlados por un reloj interno y no mediante chips”.
El Gobierno de EE.UU. había aconsejado a sus ciudadanos que se dirigieran a los fabricantes de marcapasos y desfibriladores para conocer las posibles consecuencias del Efecto 2000. Compañías como Medtronic, una de las más destacadas en este ámbito, se ha visto desbordada con multitud de llamadas desde entonces por lo que se ha tenido que hacer esta llamada a la calma.
Expertos de la citada compañía -que abastece a unos 650.000 portadores de marcapasos y otros 50.000 de desfibriladores en todo el mundo- han anunciado que no hay por qué temer daño alguno en estos dispositivos cuando llegue el próximo 1 de Enero del 2000. “Los usuarios pueden estar seguros de que esos aparatos funcionarán a la perfección a partir del primero de Enero, tal y como han funcionado hasta ahora”, asegura Steve Mahle en nombre de la empresa.