INTERRUMPEN LA SUBASTA DE UN RIÑÓN EN INTERNET

La oferta alcanzaba ya 4 millones de pesetas
  

La mayor casa de subastas electónica, eBay, tuvo que suprimir la venta de un riñón por Internet cuando las ofertas situaron el precio del órgano en los 25.000 dólares (casi 4 millones de pesetas). Un portavoz de la empresa, con sede en California, se defendió diciendo que cada día llegan para subastar 2,5 millones artículos y es imposible detectar las ofertas dudosas. Según eBay, la venta del riñón fue un broma, como indica la ligereza con que su dueño lo promocionaba: “Tú puedes elegir cualquier riñón. El comprador paga cualquier trasplante y costes médicos. Por supuesto, sólo uno está a la venta porque necesito el otro para vivir”. El vendedor se presentaba como “hchero” y procedía de Sunrise, en Florida.
En Estados Unidos la venta de órganos está prohibida y la pena puede alcanzar los cinco años de cárcel o los 50.000 dólares de multa (casi 8 millones de pesetas).