Johnson & Johnson pagará más 2.200 millones de dólares por promover fármacos para usos no aprobados

La multinacional farmacéutica Johnson & Johnson (J&J) ha llegado a un acuerdo con las autoridades estadounidenses y abonará una multa de más 2.200 millones de dólares –unos 1.600 millones de euros- para no tener que ir a juicio y sean retiradas las denuncias que se presentaron contra ella por promocionar sus fármacos Risperdal, Invega y Natrecor como seguros y eficaces en usos no aprobados sobornando para ello a numerosos médicos. Según el Departamento de Justicia estadounidense el acuerdo permite a los responsables librarse de posibles cargos ya que no se les pedirán más “responsabilidades civiles y criminales”. Y eso a pesar de que el Fiscal General de Estados Unidos, Eric Holder, aseguró que lo acaecido “había puesto en peligro la salud y la seguridad de los pacientes”.

En suma, quienes han puesto de nuevo en grave riesgo la salud y la vida de los ciudadanos con el único fin de enriquecerse se librarán de responder con sus bienes y su libertad. Una vez más los dirigentes de una multinacional farmacéutica compran su impunidad a golpe de talonario con la complicidad de una clase política igual de corrupta. Y la ciudadanía sigue sin reaccionar…