La fibrosis pulmonar idiopática podría deberse a las plumas de cojines y edredones

Se dice que una patología es idiopática cuando se desconoce qué la causa y tal es el caso de la fibrosis pulmonar idiopática que en España afecta a unas 10.000 personas y puede llevar a la muerte. Pues bien, un grupo de investigadores coordinado por el español Ferrán Morell –jefe del servicio de Neumología del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona- acaba de publicar en The Lancet Respiratory Medicine un estudio según el cual la mitad de esas personas padece a la vez neumonitis por hipersensibilidad crónica, enfermedad que en un 50% de los casos provoca la exposición continua a las plumas de edredones y almohadas. Luego podría ser la causa de la cuarta parte de los casos de fibrosis pulmonar idiopática y esas personas ser tratadas paliativamente con corticosteroides aumentando así su esperanza de vida. La patología suele aparecer hacia los 60 años y los afectados pierden de forma progresiva la capacidad respiratoria al fibrosarse las zonas periféricas de los dos pulmones y perder éstos elasticidad. Los investigadores analizaron los casos de 60 personas diagnosticadas de fibrosis pulmonar idiopática acudiendo a su domicilio si tenían anticuerpos en sangre para intentar de identificar en su entorno posibles alergenos.
Lástima que la investigación se haya limitado a cotejar si la enfermedad la provocan las plumas de las aves presentes en cojines y edredones en lugar de indagar sobre otras posibles causas: parásitos, hongos, bacterias, ácaros, sustancias tóxicas presentes en los detergentes, suavizantes, productos de higiene y limpieza personal y doméstica, tintes, lacas, fijadores, insecticidas, contaminación aérea, fármacos, aditivos alimentarios… Porque lo cierto es que no se encuentra lo que no se busca.