El Lyprinol mejora la función pulmonar

El Lyprinol -un extracto obtenido del mejillón de labio verde neozelandés muy rico en ácidos grasos poliinsaturados y carotenoides que ha demostrado ser beneficioso para la salud, especialmente en los procesos inflamatorios crónicos (más de una veintena de estudios clínicos lo avalan) y que actualmente se recomienda para tratar el dolor y la inflamación en casos de osteoartritis, artrosis, artritis reumatoide, asma y otras dolencias que implican respuestas inflamatorias excesivas (vea en nuestra web –www.dsalud.com– el artículo que sobre este producto publicamos en el nº 103 de la revista con el título Lyprinol: poderoso antiinflamatorio con numerosas propiedades) acaba de demostrar en un nuevo ensayo que mejora la función pulmonar en casos de asma. Al menos así se ha constatado inicialmente en ratones.

El asma es una enfermedad inflamatoria de las vías aéreas que se caracteriza por la afluencia de eosinófilos a los pulmones, hipersecreción de moco y producción de citoquinas tipo 2 y se cree que los recientes cambios en la dieta –especialmente el descenso en la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados omega 3- pueden haber contribuido a incrementar el número de casos por lo que se infirió que la suplementación con aceites de origen marino podría tener beneficios clínicos.

Pues bien, para evaluar los efectos de una suplementación dietética con omega 3 en el tratamiento de inflamaciones alérgicas y función pulmonar se ha hecho un ensayo con ratones a los que se les indujo una enfermedad respiratoria alérgica mediante ovoalbúmina. Luego los ratones recibieron bien un suplemento diario de aceite de pescado rico en omega 3, bien Lyprinol, antes y durante el ensayo.

Y terminado el ensayo se constató que mientras el consumo de Lyprinol conseguía reducir la afluencia de eosinófilos tanto en el fluido broncoalveolar como en el tejido pulmonar disminuyendo así la hipersecreción mucosa y reduciendo la hipersensibilidad no ocurrió así con el aceite de pescado rico en omega 3.

Cabe agregar que los efectos del Lyprinol no fueron asociados con cambios en los niveles séricos de inmunoglobulinas IgG1 o IgG2, o con la liberación de citoquinas IL-4, IL-5, IL-13 e IFN-g por lo que su mecanismo de acción se relaciona con la supresión de las vías proinflamatorias 5-lipoxigenasa y ciclo-oxigenasa.

En suma, el ensayo indica que Lyprinol –al menos en ratones- suprime el desarrollo de la inflamación de origen alérgico y la hipersensibilidad de las vías aéreas en enfermedades respiratorias alérgicas.