LA FECUNDACIÓN «IN VITRO» TIENE EL RIESGO DE QUE LOS BEBÉS NAZCAN CON ANOMALÍAS GENÉTICAS

 

Una técnica «milagrosa» de fertilización ha levantado gran controversia en el Reino Unido ante ciertas investigaciones que indican que puede causar defectos congénitos en los bebés concebidos mediante este método. El tratamiento -que consiste en inyectar directamente el esperma dentro del óvulo- recibe el nombre de Inyección Intracitoplásmica de Esperma (ICSI) y se considera una de las de razones del elevado éxito de la fertilización in vitro.
Sin embargo, las últimas averiguaciones de expertos británicos indican que los varones estériles tienen diez veces más posibilidades de padecer determinadas anomalías genéticas que los demás. Y, por tanto, admiten que «es posible que el método pueda aumentar el riesgo de que el niño así fecundado padezca ciertas enfermedades de tipo genético, como el síndrome de Down o la fibrosis quística».
La controversia entre los médicos a la hora de aconsejar este tratamiento es ahora obvia. Lo malo es que surge cuando hay ya cerca de diez mil bebés concebidos mediante esta técnica.