La flor del crisantemo, eficaz contra el cáncer

 

El luteolin, un antioxidante presente en la flor del crisantemo, ayuda a eliminar las células cancerígenas. Así lo afirma al menos el doctor Shen, responsable deun equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Singapur (NUS) tras efectuar durante 3 años un estudio que fue presentado en el Congreso Internacional sobre Medicina Alternativa celebrado en esa capital entre el 26 y el 28 de febrero. Según estos investigadores, el luteolin -que se utilizó conjuntamente con quimioterapia- agrupa las células cancerosas y las destruye. Hasta el momento se han comprobado los efectos beneficiosos de esta sustancia en cánceres de colon, pecho y cervical con muy buenos resultados.