La genética permitirá combatir la pérdida de facultades mentales

 

Investigadores norteamericanos aseguran que la terapia genética puede ayudar a combatir el progresivo deterioro de las células nerviosas del cerebro que se produce con la edad, según un estudio efectuado por científicos de la Universidad de San Diego, en California (EE.UU.).
El estudio, efectuado con un grupo de monos de edades comprendidas entre 22 y 27,5 años -el equivalente a los sesenta años en el ser humano-, demostró que la terapia genética, basada en la introducción de una sustancia llamada NGF (factor de desarrollo del nervio), contribuía a restablecer las conexiones entre las células nerviosas del cerebro dañadas con la edad. Después del tratamiento genético las células nerviosas de los primates presentaban una densidad comparable a la de las células nerviosas de monos de 9.5 años, el equivalente a los 20 años en el ser humano.