La Helicobacter Pylori se transmite por la saliva


Una bacteria puede ser la causa de la muerte súbita en bebés 

La llamada Helicobacter Pylori -una bacteria relacionada con las úlceras que puede transmitirse por la saliva- se ha hallado en una importante proporción de bebés víctimas del síndrome de la muerte súbita, por lo que se piensa que puede haber relación.
En consecuencia, los expertos de la Universidad de Manchester que han hecho este descubrimiento recomiendan a los padres que eviten el contacto o intercambio de saliva con los recién nacidos a fin de prevenir que esa bacteria pueda afectarles. Y por supuesto, que extremen la higiene de las manos, los biberones y los chupetes.
En la investigación, efectuada sobre 32 bebés fallecidos a causa de este síndrome, se observó que 28 presentaban genes de la bacteria en tejidos del tracto respiratorio, en los pulmones o en el estómago. Se sospecha que la muerte súbita puede sobrevenir cuando la bacteria se introduce en el cuerpo del pequeño liberando amoníacos en su flujo sanguíneo.