La naftalina provoca cáncer en los roedores

Falta determinar si afecta también a los humanos

Investigadores estadounidenses han descubierto que los roedores a los que se les hizo respirar vapores procedentes de la naftalina desarrollaron cáncer -especialmente en la nariz-, en un promedio lo suficientemente alto como para preocupar a los científicos del Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos, que deberán determinar ahora si los humanos corren el mismo riesgo.
Los roedores estuvieron expuestos a la inhalación de naftalina en dosis similares a las que suele inhalar –comparativamente- el ser humano en el hogar o en el trabajo.