Las asmáticas no deberían dar el pecho a sus bebés

 

Científicos norteamericanos han descubierto que las madres con problemas de asma que alimentan a sus bebés con leche materna incrementan en sus hijos el riesgo de desarrollar la enfermedad, según un estudio publicado en la revista Thorax.
Un equipo de investigadores del Respiratory Sciences Center de Tucson (Arizona, EE.UU.) centró su estudio en un grupo de 1.200 bebés sanos a los que realizaron pruebas a los seis, nueve, once y trece años de edad descubriendo que los hijos de madres asmáticas presentaban un riesgo significativamente superior de desarrollar problemas de asma si, siendo bebés, fueron alimentados exclusivamente con leche materna.
Los investigadores precisan que la leche materna, rica en nutrientes esenciales que evitan la aparición de infecciones en el bebé, problemas respiratorios y diarreas, protege generalmente contra la presencia de asma en los primeros meses de vida pero no ocurre así cuando las madres son asmáticas; al contrario, se incrementa el riesgo de desarrollar la enfermedad.