Las fresas protegen de la radiación cósmica

 

Los efectos negativos de la radiación cósmica –que afectan especialmente al sistema nervioso central- se pueden evitar con los antioxidantes que contienen las fresas, según apunta un estudio realizado con ratas. Divididas en tres grupos, al primero se las alimentó normalmente durante dos meses, al segundo se las dio una dieta que contenía un 2% de arándanos y al tercero un 2% de extracto de fresas. Entonces fueron sometidas a una radiación similar a la que los astronautas reciben durante los vuelos espaciales y un año después se comprobó que las ratas radiadas y alimentadas con fresas respondían tan bien como las no radiadas. Según los autores de la investigación, ello “parece demostrar que determinadas dietas antioxidantes pueden prevenir los cambios cognitivos que se producen con la exposición a los rayos cósmicos".