Los alimentos ecológicos son más nutritivos, sabrosos y seguros 

Los alimentos producidos ecológicamente tienen más antioxidantes, vitaminas, minerales, proteínas e hidratos de carbono así como ácidos grasos poliinsaturados en el caso de la leche y sus derivados -entre un 40% y un 80% dependiendo del nutriente y del alimento- por lo que son más nutritivos, sabrosos y seguros. Y además preservan la biodiversidad y el medio ambiente. Tal es la conclusión de la mayor investigación realizada en este ámbito y que, financiada por la Unión Europea, ha dado a conocer recientemente Carlo Leifert, microbiólogo de la Universidad de Newcastle. El estudio analizó básicamente los productos protegidos (tomates), las verduras cultivadas al aire libre (lechuga, cebolla, patatas, zanahorias y col), las frutas, los cereales, la carne de cerdo, los productos lácteos y las aves de corral.
El informe final destaca además que a los consumidores europeos les preocupa la introducción de organismos genéticamente modificados, las intoxicaciones por alimentos y el actual abuso de pesticidas y antibióticos.